Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Técnicas de sobado en la medicina tradicional indígena se imparten en la SEDEREC

Publicado el 12 Septiembre 2018
TÉCNICA DE SOBADO.jpeg
TÉCNICA DE SOBADO1.jpeg
TÉCNICA DE SOBADO2.jpeg

Con la utilización de aceites y plantas medicinales, es posible curar de empacho, susto y “tronar” las anginas, de acuerdo con el taller de Técnicas de sobado en la medicina tradicional indígena, que se imparte de manera gratuita en la Secretaría de Desarrollo Rural y Equidad para las Comunidades (SEDEREC).

La médica tradicional y masajista Angelina Díaz Hernández, enseña a las y los participantes a las 10 sesiones del taller, la manera de cómo contribuir a aliviar trastornos y aliviar síntomas de esas y otras enfermedades que, en la medicina tradicional indígena, tienen su origen en la parte emocional.

Para “tronar” las anginas, se pone aceite en las palmas de las manos, se toma cualquiera de los brazos y se masajea para localizar “una bolita” (angina) en el antebrazo, que tendrá que masajearse hasta que desaparezca y lo mismo se hace con el otro brazo.

Posteriormente se recomienda hacer gárgaras con una infusión de tomillo, tres veces al día de ser posible, y por la noche asar un tomate o jitomate y ponerlo como cataplasma a la altura de las anginas, así como una vaporización con romero, eucalipto o toronjil –valiéndose de un cucurucho de papel- y cubrirse muy bien antes de ir a dormir.

Para curar el empacho, se masajea el abdomen de arriba hacia abajo y hacer pequeños semi-círculos, semejantes a una media luna y tratar de “juntar” el pulso de la persona en el centro del ombligo, ya que ese latido disperso es el causante de la molestia.

Luego se pide a la persona que esté boca abajo para poder masajear la espalda de arriba hacia abajo y después hacia los lados, además de recorrer con un dedo a lo largo de la columna vertebral.

Si un paciente presenta palidez, pérdida de cabello y de apetito, además de tristeza, se trata de un susto y con la medicina tradicional, también se sanan las emociones, valiéndose de un silbato de barro y tres maíces rojos, y un ramo de hierbas en las que se encuentra el chupamirto, romero, toronjil, menta, chapalitle y orosus, llamada también por el nombre de regaliz. En esta primera sesión, también se enseñó una técnica de masaje facial para relajar los músculos y contribuir a sanar una parálisis.

Este taller forma parte del programa de Recuperación de la Medicina Tradicional y Herbolaria, que tiene como objetivo apoyar a curanderas y curanderos para que practiquen la medicina tradicional mexicana para preservar los conocimientos de los pueblos indígenas en materia de salud y los promuevan a través de eventos, capacitaciones y talleres.